Los mejores tipos de flores para el Día de la Madre

Los mejores tipos de flores para el Día de la Madre

Con el Día de la Madre acercándose con rapidez, es tiempo de pensar en flores. Flores para el Día de la Madre, por supuesto. Y para aquellos que no están seguros de qué tipo de flores comprar a mamá, hemos decidido ver en detalle las flores más tradicionales para este día especial.

Claveles

Con sus pétalos suaves y adornados, fragancia delicada y hojas largas y simples, los claveles a veces son relegados al estatus de flores de relleno. Sí, la flor que siempre se coloca detrás de las flores más grandes. Sin embargo, como flor original del Día de la Madre, creemos que merece defenderse en un hermoso ramo por sí sólo. Cenicienta, debes ir al baile.

De hecho, los claveles fueron insertadas por primera vez en la tradición del Día de la Madre por la fundadora misma de este día, Anna Javis. En 1907, durante el primer servicio conmemorativo del Día de la Madre, Javis distribuyó la flore favoritas de su madre: los claveles blancos. Aunque tomó siete años para que el Día de la Madre sea declarado oficial por el presidente Woodrow Wilson, los claveles han sido una elección popular para las madres desde ese momento.

También conocida como la flor de cumpleaños de enero, el nombre formal de los claveles, dianthus, proviene del griego, que significa “flor celestial”. Y, realmente, ¡qué elección celestial para un ramo del Día de la Madre! Utilizadas por mucho tiempo para simbolizar el amor, la fascinación y la distinción, los claveles de diferentes colores también expresan diferentes significados. Por ejemplo,  los claveles rojo claro evocan la admiración, mientras que los claves blancos simbolizan la buena suerte. Además, según una leyenda cristiana, se cree que los claveles rosados fueron los primeros en crecer en el suelo donde la Virgen María derramó lágrimas sobre la tumba de Jesús. Por esta razón, muchos creen que los claveles son un símbolo del amor eterno de una madre. ¿Qué podría ser mejor para el Día de la Madre?

Rosas

Shakespeare alguna vez escribió: “Una rosa, aunque con cualquier otro nombre, igual olería tan dulce”. ¿Quién no estaría de acuerdo? Después de todo, no hay muchas flores tan arraigadas en la tradición, los mitos y las leyendas como las rosas. Tradicionalmente regalada como una flor del Día de San Valentín, en años recientes las rosas se han vuelto una elección popular en los ramos para el Día de la Madre. Tal vez porque son consideradas un flor de celebraciones especiales o tal vez porque son tan elegantes, fragantes y lujosas.

En cualquier caso, históricamente las rosas han estado relacionadas de manera simbólica con la maternidad. Desde la Antigua Grecia, donde se pensaba que las eran sagradas por la diosa Isis (la madre ideal) y Afrodita (la diosa del amor y de la belleza). Luego, durante la edad Media, la rosa era vista como la reina de las flores y el símbolo del la Virgen María. El papa Leo VIII, incluso, creó la orden de la Rosa de Oro como una forma de honrar a las mujeres virtuosas.

Disponible en una cantidad de colores vibrantes, la belleza de la rosa reside en que puede simbolizar tantas cosas —desde pasión (rosas rojas) hasta felicidad (rosas rosadas) e incluso amistad (rosas amarillas). Esto es lo que las vuelve perfectas como regalo de un hombre a su esposa o de un hijo a su madre.

Tulipanes

Cuando piensas en tulipanes, tal vez vengan a tu mente enormes campos coloridos de flores en Holanda. Sin embargo, ¿sabías que los primeros tulipanes en realidad vienen de Persia y Turquía? Traídos por primera vez a Europa en el siglo dieciséis, los tulipanes adquieren su nombre moderno de la palabra persa latinizada para turbante. No es sorpresa ver que sus capullos tienen una apariencia parecida a un turbante. Tal era la popularidad de los tulipanes en la Holanda del siglo diecisiete que algunos bulbos alcanzaron precios extraordinarios (hasta diez veces el salario anual de un hábil artesano). En cuanto a su uso contemporáneo para el Día de la Madre, esto yace principalmente en su elegancia y gracia, sobre cualquier cosa abiertamente simbólico. Sin embargo, vistos tradicionalmente como un heraldo floral de la primavera y de la nueva vida, los tulipanes parecen particularmente especiales para las nuevas madres. Y, como flores que florecen en verano, los tulipanes son, por supuesto, perfectas para la celebración del Día la Madre. Para expresar calor y afecto, opta por una caja de tulipanes lilas y tendrás un regalo precioso que cualquier madre adoraría.

Otras opciones:

 Lirios: Los lirios simbolizan afecta y calor. Algunos cristianos asocian los lirios con la Virgen María. Estas preciosas flores vienen en un arcoiris de colores. Sin embargo, los lirios blancos y azules tienden a ser más populares para el Día de la Madre.

Orquídeas: En China, las orquídeas son un símbolo para muchos niños y también significan finura y belleza. Toda madre amaría un ramo de estas exóticas flores para el Día de la Madre.

Otros factores

El simbolismo no debe ser el único factor al comprar las flores para el Día de la Madre. También considera el color favorito de tu madre: los narcisos y los girasoles son buenas opciones para las madre que aman el amarillo; las hortensias azules, las margaritas rosadas y las peonías rojas también son flores coloridas que seguramente tu madre adorará. También puedes tomar en consideración el mes en que nació tu mamá. Puedes usar esta guía de flores según el mes cumpleaños para hacer la elección correcta.

Flores para una madre tradicional o moderna

Regalar flores para el Día de la Madre es una forma atenta y de larga tradición de mostrar a tu madre, a tu abuela o a la madre de tus hijos cuánto la amas y la respetas. Sin embargo, con tantos tipos de arreglos florales, ramos de flores y otros regalos florales para escoger, elegir el ramillete perfecto para el Día de la Madre puede ser un gran reto para cualquiera.

¿Es una dama tradicional o una mujer completamente moderna? Estas con algunas ideas para ayudarte a escoger las flores para el Día de la Madre que sorprenderán y deleitarán a cualquier tipo de madre en su día especial.

Para madres tradicionales

Al ser el clavel la flor tradicional del Día de la Madre, entonces tu regalo  puede ser un enorme ramo de brillantes claveles o un ramo fresco con varias flores primaverales que incluya claveles. Además, debido a que con frecuencia los claveles viven más que otras flores de corte, la madre tradicional podrá disfrutarla más tiempo.

Aquí hay otra idea. Si a tu madre le encanta algún tipo de flores, por ejemplo los tulipanes, las  azucenas o rosas, busca un ramo de flores para el Día de la Madre hecho sólo de su flor favorita. Si tu mamá prefiere las flores que huelan tan bien como lucen, entonces elige un arreglo floral que incluya claveles, rosas, azucenas orientales y lavandas.

Para madres moderas

Si tu madre es más moderna que tradicional, deléitala en el Día de la Madre con flores que reflejen su estilo de vida contemporáneo. Por ejemplo, en lugar de enviarle un arreglo de flores de corte, tu regalo para este día pueden ser plantas floridas como una fragante gardenia, una rosa amarilla o una cala en maceta. Con un poco de agua y un poco de cuidado, incluso una madre ocupada puede mantener saludable por mucho tiempo su pequeña nueva planta. Después de todo, cuidar a los pequeños es lo que mejor hacen las mamás ¿no es así?

No importa si tu madre es tradicional, moderna o un poco entre los dos, encontrar el regalo perfecto para el Día de la Madre comienza con saber que, sin importar lo que regales, lo único que verdaderamente importa es que viene de ti.

admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *